Música para producir muuuucha leche

Cada vez son más los estudios científicos que investigan las emociones que la música despierta en los animales. En el año 2001, dos miembros de un grupo de investigación musical de la Universidad de Leicester en Inglaterra, con la intención de estudiar si las teorías probadas con seres humanos eran también replicables en animales, realizaron un experimento con vacas lecheras.

El experimento consistió en exponer a las vacas a diferentes condiciones musicales -música rápida, música lenta y silencio- durante 12 horas al día, desde las 5 de la mañana hasta las 5 de la tarde, y durante un periodo de 9 semanas. Este experimento les llevó a realizar varios hallazgos. Por un lado, descubrieron que las vacas prefieren música con ritmos lentos –menos de 100 pulsaciones por minuto– que con ritmos rápidos –más de 120 pulsaciones por minuto. De hecho, los investigadores afirman que las vacas prefieren el silencio a escuchar ritmos rápidos. La preferencia por los ritmos lentos se evidenció en la producción lechera, dado que cuando las vacas eran expuestas a músicas percibidas como agradables llegaban a producir un 3% más de leche.

Si analizamos el entorno en el que se encuentran las vacas lecheras en las salas de ordeño modernas, llenas de maquinarias que producen ruidos desagradables, podemos entender que las vacas como cualquier ser vivo, sufren un proceso de estrés que altera su ritmo biológico, inhibiendo entre otras, la liberación de la hormona oxitocina –también llamada de la felicidad– y que resulta clave en la producción de la leche. La música tiene mucho que aportar en este sentido, ya que una adecuada selección musical influye aliviando el estrés, produciendo relajación y aumentando el nivel de oxitocina, y por lo tanto de la sensación de bienestar. Como seres vivos, los animales– y en este caso concreto las vacas– también se estresan y se relajan, y la música ejerce un efecto directo en sus emociones.

Así que, aquellas personas que se dediquen a la producción lechera, no pueden olvidar que la felicidad y el bienestar de sus vacas va a repercutir positivamente en la cantidad y calidad de la producción.

¿Cómo reacciona tu mascota ante la música?

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*